Padres organizados piden clases presenciales – Marcharán en febrero para que se garantice la presencialidad al 100%

¡Compartir es demostrar interés!

Reclaman que si bien hay voluntad de regresar a las aulas aun no hay definido ningún protocolo de actuación definido.

No hay todavía una posición consensuada en general entre grupos de padres, docentes y los gobiernos provinciales sobre el regreso a clases que esta semana en Córdoba el gobernador Juan Schiaretti aseguró será en marzo con modalidad alternada entre presencial y virtual.

En la ciudad el grupo de Padres Organizados desde el año pasado reclama por el regreso a las clases presenciales y solicitan también que se los escuche dado que entienden que retornar a la modalidad tradicional en el cursado de la escolaridad es posible este año.

Cintia Cena integrante del grupo habló acerca del reclamo que vienen llevando adelante, pidió que tanto las autoridades gubernamentales nacionales y/o provinciales, como así también los gremios pongan en condiciones a los establecimientos escolares y garanticen el cumplimiento de los protocolos sanitarios.

Para la mujer que tiene una hija pequeña en edad escolar “estos son anuncios (los del gobierno) totalmente vacíos” y señaló que “se quiere volver, pero aún no hay un protocolo concreto en cuanto a seguridad sanitaria”, lo que podría resumirte en el “cómo se regresará”.

Cena agregó en diálogo con   LA VOZ DE SAN JUSTO que ellos pueden aportar ideas, pero no cuentan con la información para conocer cuál es la situación de cada una de las escuelas.

“No sabemos que necesita cada colegio para estar en condiciones para el regreso a clases, esta tarea se debería haber iniciado desde el mismo día en que se cerraron las escuelas, haber pensado de cómo íbamos a volver, ahora nos faltan 28 días hábiles”, insistió.

Pedido de larga data

Cintia explicó que “este es un reclamo que traemos desde el mes de octubre del año anterior luego de ver tantos meses las escuelas cerradas y que no se estaba haciendo nada para el regreso a clases”.

Reconoció como altamente positivo que los gobiernos manifiesten la intención de volver a la asistencia presencial en el país. Asimismo, resaltó que no plantean controlar ellos o participar en esa acción sobre el cumplimiento de las medidas sanitarias en los colegios.

“En realidad no nos corresponde a nosotros como padres controlar este tipo de situaciones, es un deber y una obligación de quienes asumieron el rol desde el Ministerio de Educación” y subrayó: “han tenido suficiente tiempo como para adecuar y reparar las escuelas ante la posibilidad del retorno a clases presenciales”.

 

Derecho a la educación

Un comunicado de la organización de la que forma parte Cena dado a conocer resaltó que “faltan 28 días hábiles y los protocolos y condiciones para el regreso a las aulas aún no se establecieron, ni tampoco existe mantenimiento y adecuación de las instituciones”.

Luego de las expresiones oficiales acerca del tema, “agradecieron que tanto el gobernador como el presidente Alberto Fernandez hayan salido del letargo y el silencio responsable de la peor tragedia educativa de la historia, pero aun falta”.

En esta misma línea Cena subrayó que los “funcionarios deben garantizar el derecho a la educación y tanto los niños, docentes, personal auxiliar puedan retornar al aula con total seguridad”.

“El gobierno dice que va a abrir las escuelas, pero no cuentan con el protocolo y no están las escuelas reparadas, ¿Quién se va a hacer cargo de que cada escuela cuente con los elementos sanitizantes?”, interrogó.

 

Volver es “esencial”

Cintia considera que la concurrencia de los alumnos en las escuelas es algo esencial. “Esto es algo necesario, no solo en lo educativo, es una necesidad que los chicos vuelvan a relacionarse, a estar con sus pares, sus docentes”, dijo.

Desde su perspectiva ejemplificó que “el aprendizaje no es solo el contenido, sino que también tiene que ver con el contacto social, las habilidades emocionales que el niño desarrolla en la escuela”.

Coinciden en que “la escuela es una necesidad, pero para que el retorno sea seguro es importante que los edificios se acondicionen” y enfatizó: “Si se sale a dar una vuelta por la ciudad se encuentran edificios que parecen estar totalmente abandonados”.

 

Convocatoria

Padres organizados San Francisco convocó a una jornada de reclamo para el 1 de febrero donde pedirán que la educación sea declarada esencial, se garantice la presencialidad “al 100%”, además de que se fije un protocolo sanitario y adecúen las escuelas.

Las provincias definen el inicio mixto de clases

Autoridades de Educación de las provincias diseñan el regreso a clases para el ciclo lectivo 2021 con modalidades combinadas, medidas de distanciamiento social y protocolo de cuidado frente a la pandemia.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, señaló tras reunirse con representantes de UNICEF Argentina y la UNESCO que se trabajaba “en el diseño del proceso de apertura segura de escuelas” en el país “en base a la evidencia construida por la comunidad internacional”.

De acuerdo a un relevamiento realizado por las corresponsalías de Télam, la primera en empezar será Jujuy el 17 de febrero, mientras la mayoría de las provincias iniciará las clases el 1 de marzo, con sistema bimodal según cada jurisdicción, entre ellas Buenos Aires, Córdoba, Chubut, Entre Ríos, Mendoza, San Luis, San Juan, Tucumán, Tierra del Fuego, Corrientes y Santa Cruz.

En Córdoba, el ministro de Educación, Walter Grahovac, indicó que “recurrir a la presencialidad, así sea con la bimodalidad, va a ser algo positivo”, y dijo: “Nuestra apuesta es que sea con grupos de alumnos”.

 

Para los gremios todavía falta

Días pasados, la secretaria general de la seccional San Justo de Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba, Fabiana Nocco, expresó a LA VOZ DE SAN JUSTO que “falta la reglamentación del protocolo y saber como cada jurisdicción lo implementará”.

También había subrayado la necesaria coordinación entre el Estado y distintos sectores para consensuar las medidas, en esta línea afirmó: “”El año 2020 fue muy difícil, pero creo que este va a ser más complejo. Vamos a tener tres tipos de estudiantes (quienes quedaron atrasados, los que sí pudieron y otros desconectados totalmente) y dos modalidades de dar clases”.

 

Fuente: LA VOZ DE SAN JUSTO