Fuerte desmentida de ATILRA a las acusaciones contra Ponce

Luego de que nuevamente trascendieran informaciones sobre investigaciones judiciales sobre ATILRA y el titular del gremio Héctor Ponce, en particular, el dirigente gremial afirmó que ATILRA es una piedra en el zapato, un mal ejemplo porque sus trabajadores tienen sueldos dignos y se han situado al alcance de los dos pilares básicos que distinguen a los “laburantes” de vanguardia: salud y educación.
En tanto el gremio manifestó que “la última andanada vino desde las trincheras mediáticas, con medios nacionales que publican, bajo la fachada de “informes periodísticos”, textos que están plagados de imprecisiones, pero que cumplen acabadamente el fin de socavar la credibilidad de un gremio y de sus dirigentes. Los acólitos de la prensa regional, luego, repiten las falacias, afirmó Ponce.
Se ha publicado en estas últimas horas que los Ponce son dueños de Logro Producciones Gráficas, una mentira lisa y llana que en Sunchales cualquiera puede desnudar porque el empresario dueño de esa empresa es reconocido.
Se ve que alguien avisó acerca de esta verdadera animalada y corrigieron el texto primario en una de las publicaciones rafaelinas. Publicación que no le perdona a Ponce que emplace en la ciudad de Sunchales y no en Rafaela el centro de radioterapia más sofisticado y eficaz del mundo para el tratamiento radiante del cáncer.
Por otra parte se informó que ya se encuentra en Ezeiza, proveniente de Estados Unidos, el Tomo Therapy HD y seguramente antes del fin de semana arribará a los depósitos de Atilra en Sunchales.
También se menciona que el secretario general es propietario de 3 inmuebles, una casa y 2 lotes:Ponce como Presidente de la obra social, todos los años, desde 2002 a esta parte, está obligado a presentar su declaración jurada, la que nunca fue observada. 
Continúan mintiendo y la ignorancia del autor del artículo lo lleva a dar el dato de un comercio ubicado en 1ro de Mayo y Av. de las Américas, dirección que no existe ya que esas calles nunca se cruzan en la ciudad de Sunchales.
En definitiva, el objetivo es dañar. Lo lamentable es que en los pagos chicos no hay mucha gente que haga algo por los demás como ocurre con Atilra y su secretario general. Estaría bueno analizar desde que lugar critican los que critican; cual es su mérito. 

El resentimiento, la envidia y el odio son enfermedades crónicas del alma y lamentablemente no tienen cura. Les queda entonces a las buenas personas, que las hay y muchas, la responsabilidad indelegable de aislar a los primeros para que hagan el menor daño posible.

Es una pena que en Sunchales, donde todos conocemos a todos, sigamos ejercitando la tarea de escupir para arriba, aunque la saliva nos caiga en el ojo.

Fuente: Sunchales dia x dia

(Visited 21 times, 21 visits today)