Peste porcina: piden un esfuerzo coordinado a los países de Latinoamérica para combatirla

¡Compartir es demostrar interés!

En el marco de un webinario organizado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (Iica), especialistas advirtieron que la peste porcina africana debe ser enfrentada con un esfuerzo coordinado en América Latina y el Caribe.

De acuerdo con la mirada de los expertos, la reciente aparición de la enfermedad en República Dominicana y Haití representa una amenaza a la seguridad alimentaria de toda la región y a los medios de vida de pequeños y medianos productores.

“La peste porcina africana se ha expandido por varios continentes en años recientes y ahora alcanzó las Américas, lo que podría provocar severas pérdidas a los países afectados en nuestra región, como ya sucedió en China y otras naciones”, afirmó Gavin Peters, de la Agencia Caribeña Agrícola de Seguridad Sanitaria y Alimentaria (Cahfsa).

“¿Qué debemos hacer sabiendo que la enfermedad ya está presente en nuestra región? Trabajar juntos a nivel regional y en cada país, para implementar las medidas necesarias de vigilancia. Sólo así lograremos contener la enfermedad en la isla La Española y luego la erradicaremos”, agregó.

Por su parte, Shaun Baugh, gerente del Programa de Desarrollo Agrícola y Agroindustrial de Caricom, hizo foco en “la importancia crítica” de este tema para la seguridad alimentaria de los países del Caribe e hizo un llamado a quienes trabajan en las áreas de producción de cerdos a estar atentos a un eventual brote.

“Esta es una problemática de ayer y de hoy. Nosotros ya hemos enviado comunicaciones a todos los agricultores para ponerlos al tanto de la importancia de unir fuerzas y permanecer vigilantes”, dijo Baugh.

Asimismo, la especialista Monica Davis, oficial veterinaria de la División de Producción y Sanidad Animal del Ministerio de Agricultura de San Vicente y las Granadinas, exhortó a los viajeros a no transportar cerdos o productos porcinos y también a los productores a tomar medidas de bioseguridad más estrictas que lo habitual para evitar la diseminación.

En tanto, el subdirector General del Iica, Lloyd Day, hizo hincapié en la importancia de la detección temprana de la enfermedad y, en ese sentido, aseguró la continuidad del compromiso del Instituto en la cooperación técnica con los países de la región, con el objetivo de mejorar los sistemas de vigilancia.

“La educación y la capacitación de los productores son imprescindibles para desarrollar habilidades que permitan contener la enfermedad. El Iica seguirá trabajando en los países, al lado de todos los actores, para implementar programas orientados a proteger la seguridad alimentaria y nuestras frágiles economías”, remarcó.