Con un abrazo solidario y una clase publica, defendieron la educación pública en la UTN y en el CUSF

En el Cusf, estudiantes de Diseño Industrial decidieron organizar una clase pública para acompañar el reclamo de los docentes por un aumento salarial y el pedido de mayor financiamiento para las universidades públicas.

En la Facultad Regional San Francisco de la UTN se realizó esta tarde un abrazo solidario por parte de alumnos, docentes, integrantes de la comunidad educativa y de la sociedad en general en reclamo por el recorte presupuestario por parte del gobierno nacional, en defensa de la educación pública y por el reajuste salarial.

El decano de la UTN, Alberto Toloza, remarcó la demora por parte del gobierno nacional en el giro del presupuesto universitario establecido para este 2018, lo cual genera problemas económicos para el día a día de la universidad.

Al respecto indicó que «prácticamente hay una duplicación en la demora de tiempo que teníamos pactada como cadena de pago para afrontar los gastos de servicios, que además se incrementan permanentemente» y agregó que «por el momento podemos sobrellevar la situación por el aporte del personal, estudiantes, el acompañamiento de la sociedad y la asociación cooperadora».

En la misma línea, enfatizó que esta acción es «un alerta porque vamos a llegar a una situación en donde no vamos a poder hacer frente a los gastos, que son muchos en la universidad».

Consultado por los medios de comunicación, Toloza confirmó que las carreras que se dictan en la UTN no corren riesgo alguno.

Acerca de la convocatoria, que reunió a gremios, centros de estudiantes y alumnos de las diferentes instituciones de la ciudad, el decano sostuvo: «Defender a la educación y al conocimiento como un derecho, es lo que debe convocar a las instituciones de educación superior porque es la garantía para que el pueblo pueda emerger de cualquier situación. La movilización social ascendente la da un estudio de nivel superior».

 

La situación de los docentes

El reclamo por el aumento salarial de los docentes, es el principal foco de movilización en las universidades nacionales del país. En ese contexto, el docente de la UTN Rodolfo Podadera destacó que en la sede local el año lectivo no corre peligro.

Posteriormente precisó que «la paritaria anterior venció el 28 de febrero y contemplaba un aumento del 5%».

«En mayo fuimos citados a una reunión por las paritarias, la propuesta fue de un 9% para este año y el 6% restante para enero del 2019. No se aceptó y no tuvimos ningún acercamiento más hasta hace unos diez días, en donde ofrecieron nuevamente un 15%, distribuidos de otra manera, siendo no acumulativos los porcentajes. Esto es muy básico, es muy bajo, no merecemos esto», añadió Podadera.

A su vez manifestó que con el abrazo solidario «estamos dando señales. Hay un paro simbólico en la universidad, para visibilizar a la sociedad nuestra situación, para demostrar que estamos presentes».

Por último, Podadera prefirió ser optimista de cara al futuro. «Estamos a tiempo de que haya una composición, no esperamos los aumentos por decreto como hemos tenido anteriormente. Estamos trabajando con la educación que le pertenece a nuestro futuro por eso no podemos bajar los brazos jamás».

Fuente: La Voz de San Justo

(Visited 11 times, 11 visits today)