Inundaciones: el Gobierno admite que podría agravarse la situación en el litoral

El subsecretario de Coordinación Política de la Secretaría de Agroindustria, Hugo Rossi, dijo que, de confirmarse las lluvias pronosticadas para los próximos días en las zonas del litoral y del norte argentino afectadas por las inundaciones, se va “a agravar la situación” hídrica y afirmó que el área ganadera es la más afectada por los anegamientos.

“Está pronosticado para los próximos días importantes lluvias para las zonas comprometidas, y de concretarse las precipitaciones, se va a agravar la situación. Si se cumplen los pronósticos, vamos a estar hablando del pico de la crisis”, sostuvo Rossi respecto a las inundaciones que afectan a vastas zonas de Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco y Corrientes principalmente.

En base a lo que expresó Rossi, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) aseguró que “los próximos cuatro días pueden ser muy complicados por nuevas descargas”.

“A partir del jueves en adelante se podría producir un evento de lluvias importante que afectarían a las zonas más comprometidas en el centro norte de Santa Fe y en el noreste argentino. Las tormentas pueden dejar montos acumulados muy significativos”, informó la BCR.

“Los anegamientos se dieron en una zona bastante concentrada y contamos con datos muy preliminares. Sin embargo, no se pueden entrar a los campos a relevar las pérdidas. Estamos hablando con las provincias y una vez que declaren la emergencia agropecuaria,automáticamente vamos a convocar a la Comisión nacional para homologarlo”, agrego Rossi.

Pérdidas

Si bien desde el Ministerio todavía no cuentan con datos definitivos de la superficie perdida y sus consecuencias económicas, Rossi aseguró que “en principio, es mucho más importante el área ganadera afectada que la agrícola, sobre todo en lo que es ganadería de cría, mientras que en lo que es agricultura se ve afectado el algodón, el girasol y la soja”.

Rossi explicó que las razones que produjeron las inundaciones fueron las precipitaciones récord; la falta de infraestructura y la canalización ilegal.

“Hay un dato duro, y es que las precipitaciones que se produjeron fueron las más altas en más de 50 o 60 años en esa zona. O sea, llovió por encima de la media y en poco tiempo”, indicó.

Además, argumentó que “en toda esa zona hay obras oficiales que nunca se hicieron y hay bastantes obras clandestinas”.

Reclamo del sector

Por su parte, el vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, sostuvo que la “situación está muy complicada” y que “lo que falta sembrar de soja está descartado y las que están sembradas de segunda están muy comprometidas”.

“Esto hace que nos pongamos más firmes en la necesidad de tener un seguro agrícola contra las inundaciones. Si estuviera el seguro, uno recuperaría parte de las pérdidas.”, sentenció.

A pesar de que todavía no se cuentan con estimaciones oficiales, en un informe de la Sociedad Rural Argentina (SRA) la semana pasada, estimó que hay 500.000 hectáreas anegadas y 2 millones afectadas por los excesos hídricos.

Indicó que “hay una afectación muy importante en algodón, falta cosechar el 60% del girasol de la zona y resta sembrar un 40% del maíz”.

 

AgroVoz

(Visited 51 times, 51 visits today)